• facebook
  • twitter
  • youtube

cooperacion espanola

En Construcción

Estructura de la OTC en República Dominicana

Coordinador General de la Cooperación Española
Carlos Cano Corcuera.

Responsables de Programas

Responsable del Programa de Género; DDHH y Formación e Inserción Laboral
Micaela Parras.

Responsable del Programa de Crecimiento Económico y Desarrollo Rural
Adoración León.

Responsable del Programa de Educación y relaciones con las ONGs
Matías Martín. 

Responsables de Proyectos

Responsable de Proyectos de Justicia y Seguridad Pública
Ana Álvarez.

Responsable de Proyectos de Agua y saneamiento
Mercedes García Marín.

Responsable de Proyectos de Medio Ambiente, Cambio Climático y Gestion de Riesgos.
Borja Serrador Céspedes.

Administración y Apoyo

Administrativa Contable
Sandra Reynoso

Oficial Administrativa
Gina García

Auxiliar Administrativa
Gisela Gómez

Auxiliar Administrativa
Soraya Melo

Auxiliar Administrativa
Yesselania Rosario 

Ordenanza Chofer
Antonio Lantigua y Nicolás Castillo



Xunta de Galicia

Becaria
Ana Visaires 


Junta Andalucía

Coordinador
Ernesto Prieto

Administrativa
Miriam Gálvez

La AECID

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) es una Agencia Estatal, entidad de derecho público, adscrita al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (enlace: http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/Paginas/inicio.aspx de España, a través de la Secretarí­a de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica (SECIPI).

Tal y como establece la Ley 23/1998, de 7 de Julio, de Cooperación Internacional para el Desarrollo, la AECID es el principal órgano ejecutivo de la Cooperación Española. Su objeto es el fomento, la gestión y la ejecución de las políticas públicas de cooperación internacional para el desarrollo, dirigidas a la lucha contra la pobreza, la consecución de un desarrollo humano sostenible en los países en desarrollo, la prevención y atención de situaciones de emergencia, la promoción de la democracia y el impulso de las relaciones con los países socios;  siguiendo las directrices del Plan Director vigente.

La AECID está comprometida, al igual que el resto de las Agencia Internacionales de Cooperación al Desarrollo, con la Declaración de Milenio y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que han configurado una agenda y metodologí­a común en la lucha contra la pobreza, y siguen siendo en la actualidad uno de los principales referentes de la polí­tica española de cooperación internacional. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda de Desarrollo Post 2015, todavía en análisis, constituirán las líneas de actuación en la lucha contra la pobreza de los próximos años.

La AECID, junto a sus socios, trabaja en 38 paí­ses y territorios del mundo a través de su red de Oficinas Técnicas de Cooperación, Centros Culturales y Centros de Formación.
http://www.aecid.es/ES/d%C3%B3nde-cooperamos

La AECID en la República Dominicana

La AECID trabaja en la República Dominicana desde 1987 a través de la Oficina Técnica de Cooperación (OTC), adscrita a la Embajada de España en el país.

Su cometido es el cumplimiento de las estrategias y acciones dirigidas a la promoción del desarrollo sostenible humano, social y económico y a la erradicación de la pobreza, mediante la gestión, identificación, control y seguimiento de proyectos y programas de cooperación para el desarrollo y la coordinación de las acciones que realizan los distintos actores de la Cooperación Española en el país.

Estas acciones están acordadas en las Comisiones Mixtas con el Gobierno dominicano y los Resultados de Desarrollo establecidos en el Marco de Asociación País 2014-2016* firmado entre los gobiernos de Republica Dominicana y España el 3 de febrero de 2014, coherentes también con los ejes estratégicos de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END)* de la República Dominicana.

La OTC trabaja en la actualidad con los nuevos instrumentos y nuevas modalidades planteados en el IV Plan Director de la Cooperacion Española como; Cooperacion Delegada, Alianzas Publico Privadas para el Desarrollo (APPD) y Cooperación Triangular.  

Prioridades de la AECID

La Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo (ley 23/1998, de 7 de julio) establece las prioridades básicas del trabajo de la AECID, que se desarrollan periódicamente en el Plan Director de la Cooperación Española y en los Planes Anuales de Cooperación Internacional (PACI).

Prioridades Sectoriales

A diferencia de ciclos anteriores que estructuraban la acción en torno a prioridades sectoriales, temáticas e instrumentales, el presente Plan Director evoluciona y se orienta estratégicamente alrededor de estas orientaciones generales y sus correspondientes líneas de acción que ayudan a focalizar todos los esfuerzos (ya sean canalizados por vías multilaterales o bilaterales) en una dirección concreta. En el caso de los programas país, a partir de este marco estratégico se definirán en diálogo con cada país socio (proceso MAP), los resultados de desarrollo a los que la CE pretende contribuir en los próximos años. Los elementos que impulsan nuestra acción se estructuran en tres niveles entre los que existe una relación de interdependencia, y que incorporan la agenda internacional, los ámbitos regionales y el trabajo en cada país.

De esta manera se irá definiendo la política sectorial que mejor contribuya a la consecución de los objetivos, donde el mayor grado de definición se logrará cuanto más cercanos nos encontremos al nivel país. Los tres niveles son:

  1. Las Orientaciones de la CE, que se definen de manera general y que materializan las principales apuestas de la Cooperación expresadas en la agenda internacional de desarrollo (ODM) y la posición española en los foros internacionales. Los  grandes retos a los que aspiramos  son:
    • Consolidar los procesos democráticos y el Estado de derecho
    • Reducir las desigualdades y la vulnerabilidad a la pobreza extrema y a la crisis
    • Promover oportunidades económicas para los más pobres
    • Fomentar sistemas de cohesión social, enfatizando los servicios sociales básicos
    • Promover los derechos de las mujeres y la igualdad de género
    • Mejorar la provisión de Bienes Públicos Globales y Regionales
    • Responder a la crisis humanitaria con calidad
    • Construir una ciudadanía global comprometida con el desarrollo
  2. Las líneas de acción que se desprenden de cada una de las orientaciones y que proporcionan un marco más específico de características comunes con elementos sectoriales. Estas líneas proponen algunas categorías que permiten establecer un trabajo diferenciado para cada contexto y ayudan a definir un último nivel de Resultados de Desarrollo.
  3. Los Resultados de Desarrollo que son definidos en los procesos de diálogo con los países socios (MAP o similares) y contextualizados a cada realidad particular nacional o regional. Un reto de esta etapa es lograr acotar sustancialmente estos resultados con el fin de asegurar una eficacia mayor de nuestra actuación.

A partir de las orientaciones estratégicas y con ayuda de las Estrategias Sectoriales de la Cooperación Española y, en la AECID, de los Planes de Actuación Sectorial, se tenderá a limitar las líneas de actuación en función de las prioridades de desarrollo de nuestros socios y de nuestra propia ventaja comparativa. El objetivo es doble: mejorar el impacto con menos recursos y reducir la fragmentación de cada programa.

Prioridades Geográficas

En el medio plazo la Cooperación Española (CE) estará concentrada en un máximo de 23 países, Países de Asociación (PA) como se índica en la siguiente tabla:

América Latina y el Caribe (12 países)

Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana

Norte de África y Oriente Próximo (4 países)

Mauritania, Marruecos, Población Saharaui, Territorios Palestinos

África Subsahariana Occidental (3 países)

Mali, Níger, Senegal

África Central, Oriental y Austral (3 países)

Etiopía, Guinea Ecuatorial, Mozambique

Asia (1país)

Filipinas

La CE se focalizará principalmente en países de renta media en América Latina y el Caribe y en el Norte de África y Oriente Próximo, y de renta baja en África Subsahariana. En los próximos 4 años la CE habrá cerrado o rediseñado 29 programas país tal y como existen actualmente:

8 en América Latina y Caribe

Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México, Panamá, Uruguay y Venezuela

9 en África Subsahariana

Angola, Cabo Verde, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Namibia, RD Congo, Sudan y Sudan del Sur

7 en Norte de África y Oriente Próximo

Argelia, Egipto, Irak, Jordania, Líbano, Siria y Túnez

5 en Asia

Afganistán, Bangladesh, Camboya, Timor-Este y Vietnam

La elección de los Países de Asociación no agota el proceso de concentración pues se iniciaría un periodo de reorientación de los programas en esos mismos países, en el marco del diálogo con el país socio, otros donantes y actores de la CE, que culminará en la definición de estrategias diferenciadas por países. El cambio de orientación en los programas implica abordar ejercicios de racionalización, incluyendo la concentración en menos resultados y una adecuación de los instrumento. En algunos países de renta media alta se diseñarán estrategias basadas en un modelo horizontal de cooperación, centrándose en contribuir a bienes públicos globales y regionales, y utilizando instrumentos como la cooperación triangular y otros vinculados con el intercambio de conocimientos, innovación, investigación y el desarrollo.

Los casos en los cuales se decide cerrar el programa país, se elaborará un Plan de Salida -consulta con el país socio y otros actores de la CE-. En cada Plan se definirá la evolución decreciente del marco presupuestario, la decisión de no iniciar nuevas actividades, una estrategia para cerrar programas en curso.

Geografía y Población

La República Dominicana ocupa la parte oriental (aproximadamente las dos terceras partes) de la isla La Española situada en la América Septentrional. Limita al norte con el Océano Atlántico, al sur con el Mar Caribe, al este con el Canal de la Mona –que la separa de Puerto Rico- y al oeste con Haití. Su extensión es de 48.442 km2. Está dividida de sudeste al noroeste por la Cordillera Central, de 500 Km. de longitud, en la que se encuentran el pico más alto de las Antillas (Duarte, 3.087 m.). Tiene una Cordillera Septentrional, formada por las sierras de Montecristi y Samaná y en la parte Sur están las Sierras de Bahoruco y Neyba. Es pues, un país montañoso. Tiene, además, 1.500 Km. de costas. La vegetación es muy variada: tropical en valles y zonas costeras, pinares en las zonas elevadas e incluso xerofítico a sub-desértica en el valle de Neyba, y en el entorno del lago Enriquillo.

La población de la República Dominicana asciende a 9.445.281 habitantes (Censo 2010 – ONE), con una densidad de población de 195 h/km2. Las ciudades más pobladas son, la capital, Santo Domingo y Santiago de los Caballeros La lengua oficial es el español.

Marco Polìtico

La República Dominicana es en la actualidad una democracia representativa presidencialista. La organización del Estado está diseñada por la Constitución enmendada por última vez en Enero de 2010.

La Constitución establece que el Poder Ejecutivo reside en el Presidente de la República, elegido por sufragio universal cada cuatro años, al que asiste un Gabinete formado por Ministros y Ministras. La última elección presidencial tuvo lugar el 20 de mayo de 2012, resultando vencedor Danilo Medina (PLD), quien tomó posesión en agosto de ese mismo año.

El Poder Legislativo es ejercido por el Congreso Nacional, que es bicameral: está formado por el Senado y la Cámara de Diputados. Actualmente, la distribución de los escaños de ambas Cámaras es la siguiente: el Senado posee 32 escaños (uno por cada provincia y otro por el Distrito Nacional) y la Cámara de Diputados posee actualmente 190 miembros, de los cuales 178 son electos. El Poder Judicial tiene estructura piramidal, siendo el órgano jurisdiccional superior la Suprema Corte de Justicia.

Relaciones Bilaterales

Las relaciones bilaterales entre la República Dominicana y España han sido históricamente y continúan siendo muy buenas.

Dicha relaciones bilaterales se han visto potenciadas y enriquecidas en los últimos años por muchos factores. Se ha producido un incremento de la inversión española y la entrada en vigor del Acuerdo de Flujos Migratorios permite que una importante inmigración dominicana sea canalizada institucionalmente (en 2014 en torno a 78.000 dominicanos y dominicanas residían legalmente en España – fuente INE). No hay que olvidar tampoco la mayor implicación de la República Dominicana en los procesos de integración regional que España apoya y fomenta como es el caso del SICA o de las propias Cumbres Iberoamericanas. Asimismo, se ha producido un significativo incremento de los intercambios con Comunidades Autónomas, ayuntamientos, así como entre las sociedades civiles de ambos países.

El nuevo Plan Director de la Cooperación Española para el periodo 2014-2016 considera a República Dominicana como un País de Asociación (PA). Esta clasificación se asigna a aquellos países en los que se concentrará el mayor volumen de recursos y de instrumentos de cooperación.

El marco concreto de actuación de la cooperación bilateral entre España y la República Dominicana es el Marco de Asociación País (MAP) firmado en Santo Domingo el 3 de febrero de 2014.  En ella se establecen una serie de prioridades geográficas y sectoriales. En primer lugar, se priorizan las  siguientes zonas geográficas:

  • El área Fronteriza: la Región del El Valle y Enriquillo (que comprende las Provincias de: Elías Piña; San Juan; Bahoruco; Independencia, Barahona y Pedernales) y Dajabón
  • La Región del Ozama (que integra Distrito Nacional y Santo Domingo). 
  • Zona Este del país: la Región Higuamo (Provincia de Hato Mayor; Provincia Monte Plata y la Provincia de San Pedro de Macorís) y a la Región del Yuma (integrada por las Provincias de El Seibo; La Romana y La Altagracia).

En segundo lugar, en el Marco de Asociación 2014 -2016 se ha acordado apoyar tres resultados de desarrollo de la Estrategia Nacional de Desarrollo 2012-2030:

  1. La población dominicana cuenta con una Administración Pública transparente y eficaz, un sistema democrático con respeto a la legalidad, garantizando los DDHH. Fundamentales y la efectiva participación ciudadana.
  2. Fomentado el tejido asociativo y empresarial para la generación de ingresos y empleo entre la población dominicana.
  3. La población dominicana cuenta con servicios públicos básicos universales de calidad en educación y agua  potable y saneamiento, como un derecho humano fundamental.

Que se cruzan con las orientaciones estratégicas de la Cooperación Española 2013-2016:

O1. Consolidar los procesos democráticos y el Estado de Derecho.

  • Trabajaremos por el Estado de Derecho y la garantía de los Derechos Humanos
  • Fortaleceremos la estructura y los sistemas de gestión del sector público

O3. Promover oportunidades económicas para los más pobres
O4. Fomentar sistemas de cohesión social, enfatizando los servicios sociales básicos:

  • Derecho Humano a una Educación básica de calidad para todos y todas.
  • Derecho Humano al Agua y el Saneamiento básico.

Estos cruces dan como resultado dan como resultado el trabajo en cuatro sectores prioritarios básicos: Gobernabilidad Democrática, Crecimiento Económico y Empleo, Agua y Saneamiento y Educación.

Por otro lado, las relaciones entre las sociedades civiles de ambas naciones se fortalecen progresivamente y amplían los campos de cooperación mucho más allá de la cooperación intergubernamental. El protagonismo creciente de las ONGs, de las universidades, de los intercambios culturales enriquecen las relaciones entre los ciudadanos de ambos países.

Desde el punto de vista económico, España es un importante inversor en el país, donde tiene presencia en diversos sectores, pudiéndose destacar la implantación en el sector turístico (principal fuente de ingresos del país). Asimismo, la República Dominicana es un destino importante del turismo español. En 2014, según el Ministerio de Turismo dominicano, más de 150.000 españoles y españolas visitaron el país.

Los años de historia común de la República Dominicana y España sustentan las bases de unas muy buenas relaciones bilaterales tanto en el ámbito político, económico, social, cultural. Estas relaciones se han potenciado y lo seguirán haciendo, puesto que se comparten valores comunes, como la democracia, el Estado de Derecho, el respeto a los derechos humanos, la lucha contra la pobreza, la defensa del medio ambiente, el desarrollo de un multilateralismo eficaz y, en general, la búsqueda del bienestar de la ciudadanía.